Experiencia: TERAPIA SEXITIVA


Buenos días de invierno!

Como hace mucho frío, me he propuesto haceros entrar en calor con esta experiencia =P

Hace ya algunos meses os enseñé en Instagram (que si no me seguís, ya podéis daros caña) el libro La terapia sexitiva de Sergio Fosela, sexólogo y creador de la Terapia Sexitiva, anunciando lo que para mi ha sido un cambio brutal en mi vivencia sexual. Me espero la pregunta del millón: ¿qué demonios es la terapia sexitiva? Voy a intentar contarlo en este post, perdonad lo concentrado que resulta, pero me dejo infinitas cosas en el tintero. Si después de leerlo tienes más dudas, puedes escribirme en mi instagram, donde publicaré algunos videos para completar esta explicación vivencial ¡Disfrutad!

¿Qué es la Terapia Sexitiva?

La Terapia Sexitiva es "una sanación sexual y emocional basada en 5 principios... la dualidad energética del Tao, la energía sexual Kundalini del Tantra, la teoría de los 5 elementos de la medicina tradicional china, el sistema de chacras del Reiki, las técnicas de digitopresión sexual del Tsú" (Fosela, 2017). Si te has quedado como al principio y todo esto te suena poco (como a mi) quizá te resuelva algo decirte que la terapia sexitiva trabaja a través de la energía sexual bloqueos emocionales y sexuales mediante el masaje y el coaching, aprendiendo a identificar la energía sexual y utilizarla para nuestro propio beneficio. Además, enseña a amar el cuerpo, conectar con la propia sensualidad, despertar el deseo y aumentar la capacidad orgásmica. Mejor, ¿no?

¿En qué consiste?

Como os decía, Sergio utiliza el masaje de sanación para tratar estos bloqueos, y además, comos sexólogo que es y debido a su amplia experiencia, dispone de amplios recursos y herramientas para hacer esta terapia integradora.

¿Esto significa que realiza un masaje genital? Pues sí, claro, dependiendo del motivo de consulta. En mi caso, las primeras sesiones empezaban con un masaje integral y luego nos centrábamos en las zonas conflictivas, localizadas en el interior de la vagina.

Pero... ¿entonces te masturba? No, esto tiene un carácter sanador, y aunque uno de los objetivos es aumentar el placer y el deseo y que la energía sexual fluya por tu cuerpo sin bloqueos, la masturbación es otra cosa.

¿Tienes que estar desnuda completamente? Sí, para que la energía fluya por todo tu cuerpo.

Mi experiencia:

Después de que la cabeza os haya dinamitado con esta información tan potente, voy a contaros mi experiencia, que la teoría está bien, pero esto es todo práctica.

En realidad yo fui a explorar, a ver qué era esto que Sergio hacía, con mi escepticismo en la mochila y el libro recién leído en el bolso. Porque yo no me creo las cosas hasta que veo que funcionan, soy así, para bien o para mal.

He de confesar que estaba nerviosa. Y diréis: "lógico, vas a desnudarte entera delante de alguien a quien no conoces mucho... eso da corte". Bueno pues a mi no, yo vengo de tradición nudista y siempre he visto mi desnudez sin egoísmo. Con lo cual, el cuerpo no era el problema. El problema era el contacto. Soy una persona de afectos reservados. Hasta el punto que bien joven me cuestioné por qué yo por ser mujer tenía que besar a gente que no conocía o no tenía confianza (podemos hablar de estar reflexiones en otro momento). Es decir, no me gusta que me toquen, en general, no me siento cómoda. Pues ahí que iba yo, a que me tocara tooooodo el cuerpo una persona que conocía de un solo día. Además a esto le añadimos que tengo una relación monógama con otra persona, que evidentemente habíamos consensuado que acudiera felizmente, pero la sociedad es cruel y te hace sentir culpable de los pactos que sólo incumben a las personas que conforman la relación... Y ahí me vi, en la puerta pensando "madre mía donde te metes por amor a la sexología".

Y fue tumbarme en la camilla y relajarme. Sergio te hace sentir cómoda no, comodísima, te transmite su profesionalidad y es muy de agradecer. Realmente no tenía ninguna demanda, pero rápidamente Sergio vio que algo no estaba como tenía que estar. Nunca me había encantado la penetración, mi placer se localizaba externamente y fuera de eso lo demás estaba de más. De hecho algunas posturas me eran molestas en mis relaciones y sentía presión en el vientre, y como era algo que muchas mujeres me habían compartido, nunca le di importancia. Bien amigas, el sexo no duele. No deberíamos sentir esas molestias. Contractura al canto. Sí, puedes tener contracturas, el útero descolocado... Todo un mundo. ¿Sabías que existen fisioterapeutas de suelo pélvico? Pues ya lo sabes. Y yo sin saber que tenía la zona contracturada...

La primera sesión fue muy muy muy dolorosa, muy insufrible. Pero la segunda... La segunda ya fue otra cosa. Primer squirt (si tienes dudas sobre qué es esto, escríbeme y hacemos un post) de mi vida. Sí, como lo lees, yo pensando que eso era para otro tipo de mujeres más evolucionadas o con facilidades para mi desconocidas, y no, yo también puedo. Se sucedieron las sesiones (muy separadas en el tiempo debido a mis miedos) y a pesar de sentir por primera vez orgasmos mediante estimulación vaginal, Sergio no dejaba de decirme que mis límites me impedían disfrutar y a él realizar su trabajo. Y así era. Mucha gente tiene miedo a la transferencia de sentimientos, y no era mi caso, separo bien el sexo de la emoción, pero me era muy difícil disfrutar de la experiencia sin tener la irrefrenable sensación de estar haciendo algo malo. Tuve que tener una conversación de nuevo con mi pareja, larga y con resultado idéntico: "es tu placer, en serio, está bien". Y no fue hasta que me lo creí que no pude disfrutar plenamente de las sesiones con Sergio y mis orgasmos con squirt.

Los Resultados:

Aquí viene lo importante, lo que ha cambiado para mi el sexo a raíz de esta experiencia.

Mi deseo nunca a sido pobre, pero ciertamente he tenido rachas. Pues eso se terminó. Mi deseo está pleno, no depende ya de mi autoestima corporal. Me siento creativa, no me molestan las muestras de afecto erótico porque estoy siempre receptiva. Además disfruto muchísimo de mi vagina, sin dolor, y he podido tener orgasmos a través de la estimulación vaginal con mucha facilidad y mucha intensidad (cosa que antes habría sido imposible). Me he dado cuenta de que cuando disfruto sin limitarme, el tiempo de orgasmo no es un problema, puesto que llega rápido el clímax. He destruido bloqueos mentales que tenía establecidos en mi cuerpo, y que no se correspondían con la realidad, tales como "yo no puedo", "eso mi cuerpo no lo hace", "mi vagina está rota", "tardo mucho en llegar al orgasmo", "eso no porque a mi eso no me gusta"... Y un largo etcétera. Me siento poderosa, me siento dueña de mi deseo, y disfruto muchísimo más de todos los encuentros sexuales.

> Algunas personas me habéis preguntado por instragram cómo decirle a vuestras parejas que queréis probar la terapia sexitiva. Mi recomendación es la plena sinceridad, honestidad en todo, tanto en miedos como en deseos. Y sobre todo comentad los beneficios que puede tener en vosotras, que lo vean como lo que es, un tratamiento, una sanación, y un cambio a mejor en vuestra vida erótica. El desconocimiento da más miedo que la realidad.

> También me habéis preguntado sobre la existencia del orgasmo vaginal. Os habréis fijado (o no) que no empleo ese término en el post. Os lo desarrollaré en algún vídeo, pero lo esencial es que el origen del orgasmo femenino mediante la estimulación vaginal está bajo estudio, y requiere más y más conocimiento y sexólogxs que confirmen 100% su origen. Lo que es real sin lugar a duda es que todas podemos tener orgasmos con estimulación vaginal, de verdad, se puede, lo corrobora una escéptica autodeterminada durante años "clitoriana". Da igual el origen para la práctica vivencial propia, el caso es disfrutar de las posibilidades que nos ofrece nuestro cuerpo.

En definitiva, estoy infinitamente agradecida a Sergio Fosela por haberme ayudado a ser miembro de este club de mujeres que disfrutan de toooda su vulva, no solo de una parte, por haberme enseñado que no hay nada "estropeado" en mi o mi funcionamiento, por el cambio personal que esto a desencadenado y por todo lo que he aprendido contigo, que ha sido muchísimo. Me siento más libre y con menos miedos. Dueña de mi cuerpo y mi placer, nunca más una invitada a observar lo que allí ocurre.

Si te mueres de ganas por probar y también quieres saber qué se siente, puedes contactar con Sergio a través de su web www.terapiasexitiva.com o ir a alguno de sus talleres, para ver fechas accede a su instagram. También puedes leer su libro La terapia sexitiva: energía sexual y sanación emocional, disponible en Amazon.

#Erótica #Relaciones #Deseo #Reflexiones #SexBlogger #Sexualidad

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Estamos en RRSS
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Blanco Icono de YouTube
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • informacion blanco