December 12, 2018

Please reload

Entradas recientes

Diferencias entre un tuppersex y un tuppersex profesional

November 13, 2019

1/7
Please reload

Entradas destacadas

El amor nos eleva nuestra esencia...?

October 25, 2017

 

Hace ya algunos años de esta obra de arte cinematográfica, pero aún resuenan en mi cabeza frases célebres de la misma. Y es que la cultura del cine nos afecta como individuo, al igual que la literatura y el arte, entre otros fenómenos.

 

Últimamente esta frase sale mucho de mi boca, y es que es mi respuesta cuando la gente me pregunta “qué opinas sobre el poliamor?”, cosa que esta semana me ocurre demasiado.

 

El poliamor no es nuevo, no es una moda, no son unos pocos, no son los hippies del siglo XXI. El poliamor es una realidad, una elección, una forma de sentir y de vivir, una opción en este mar de posibilidades.

Y, en mi humilde opinión, es la evolución emocional humana. Quiero pensarlo de esta manera, porque quiero pensar que la posesión, el egoísmo, la pertenencia, y el uno sin el otro está muriendo. Quiero creer que está dejando paso a la confianza en el amor del otro, a la libertad emocional y a la construcción de una relación basada en lo que nosotros deseamos, y no lo que los demás esperan. El poliamor me parece la expresión de la libertad de ataduras sociales que te dicen cómo una relación debe o no debe ser. Y es una libertad reservada a unos privilegiados, que por suerte aumentan día a día.

No podemos renunciar así como así a nuestro legado cultural, y a algunos nos resulta imposible llegar a esa forma de pensamiento basada sólo en el amor y el respeto. ¿Cómo algo que nace de estas premisas va a ser negativo? ¿Cómo cuestionarse de forma crítica las normas establecidas y construir con afecto y respeto relaciones con los demás no responde a evolución del pensamiento humano?

Y, sin embargo, el poliamor, así como otras muestras de amor, propio o hacia los demás, es juzgado y cuestionado, incluso rechazado. Más reprochado que el odio, la humillación y la violencia. A mi esta balanza me entristece. Y por eso me gusta pensar que el ser humano va camino de ese pensamiento libre, lleno de respeto y afecto, y vacío de prejuicios y miedos.

 

Por lo tanto, opino que el poliamor es genuino, y envidio no poder librarme d